— Háblame de Lucrecia —

— Tomará un rato. ¿Estás dispuesto a escuchar sin juzgarme? —

— No estoy acá precisamente para juzgarte. Bueno, en parte, pero trataré de ser profesional, lo prometo. —

— Vale. —

Los sueños con Lucrecia e Ignacio no dejaban de atormentarme noche tras noche…


¡estoy triste y os imploropuesta en tierra la rodilla!¡Piedad para el que se humilla,ojos de esmeralda y oro!

— Salvador Díaz Mirón —

The date was November 2nd, 1939. The wind was certainly cold and the trees were covered with gold-painted leaves. I was walking at that time with my…


By Osvaldo Álvarez

I’m fine. I never thought I would be able to feel that way. I’m alright. It took me around five long years to finally come to this point, but at last I can go home, take a hot bath and get in bed.

I’m fine. But I…


PARA MARGARITA, AMANTE DEL MACRAMÉ

Querido lector, lo que va a leer a continuación es un texto sin valor motivacional, o educativo. Simplemente es una compilación de eventos desventurados en la vida de un patético e insatisfecho octogenario. Usted está a punto de leer mi epitafio. No es una carta de despedida, eso me parece…


OSVALDO ÁLVAREZ M.

15, JUNIO. 2018

Antes de empezar a trazar un relato que es hasta el momento ajeno al conocimiento popular, siento que es necesario hacer dos aclaraciones: la primera, nunca escribo en primera persona; me parece burdo, pretencioso. La segunda, este es un relato sin el cual usted, querido lector, podría vivir.

Mi anécdota…


Costa Rica: una democracia en la cuerda floja
28.03.2018

Últimamente en Costa Rica se ha puesto en boga el tema de la religión y de su tóxica intromisión en temas de incumbencia meramente al Estado de Derecho. Esta preocupación nacional vio la luz gracias al ascenso de un cuasi líder…


Llamémoslo por su nombre

25.02.2018

A propósito de “Call me by your name” o “Llámame por tu nombre”, la cual hace poco fui a ver al cine, caí en cuenta de que algo estaba haciendo mal, y fue hasta que ví esta producción que lo pude ver con claridad.

Puede haberla…


Soy hombre, o era,

despierto, me quejo,

estoy muerto,

bajo tierra.

Ya no tengo riqueza

o comida, o sexo,

ahora este cofre me encierra,

me retiene, me ata, estoy preso.

Fui rey, todopoderoso,

pero ya de nada vale,

ahora todo yace inerte en este foso

oscuro, frío, sin alma, sin aire.

Rigor mortis

sombra lúgubre y serena,

me quitas todo por la noche,

“memento mori” me sentencias.

Bruno ahora viste mi futuro,

fría ahora permanece mi alma

por el inexorable infortunio del deceso.

Memento mori, augurio cruel y oscuro,

memento mori, ¡oh sentencia innata!

hombre ya no soy, polvo soy, estoy muerto.

Osvaldo Álvarez

22-feb.-2018


05.01.2018

Todo había terminado, aquella tarde de invierno había brillado un rayo de claridad entre el grisáceo cielo que nos observaba desde lo alto; aquel día supe que todo había cambiado y que ya no seríamos los mismos que los que habíamos comenzado aquella odisea un par de semanas atrás.


Resurgir

01.01.2018

El resplandor del año viejo se había apagado ya y le daba paso a uno nuevo, más brillante y
aún más prometedor, a un lienzo en blanco listo para plasmar en él todas las vivencias por
venir. …

Osvaldo Álvarez

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store